Cachi

De La Quiaca nos fuimos a Salta y, como llegamos antes de lo previsto, nos informamos de los horarios a Cachi y fuimos a desayunar. Como venía siendo habitual en nosotros, regresamos con el tiempo justo para subirnos al bus a las 7h de la mañana.

Llegando a Cachi

El bus era muy cutre: asientos rotos, fugas de agua dentro, muy estrecho,… Había algunos asientos asignados y otros estaban libres. Nos sentamos donde pudimos y el señor que estaba sentaba al lado de Javita, después de una breve conversación, se puso a roncar a pierna suelta. En un acto de generosidad de Oscar, nos intercambiamos los asientos.

Nuestra llegada a Cachi fue bajo un calor horroroso. Nos repartimos las tareas: uno se quedó en la cola que había para sacar dinero del cajero y la otra se fue a averiguar información sobre alojamientos. Esto último no resultó ser muy prometedor, pues todo lo que nos ofrecían estaba fuera de nuestro presupuesto. Sin desanimarnos, seguimos la búsqueda y encontramos un par de hostels que no estaban mal.
Paseamos un rato por el pueblo, fuimos al mirador oeste y a las “ruinas arqueológicas”… gran nombre para cuatro piedras que requieren un excesivo ejercicio de imaginación.
Cachi desde el mirador
Nuestra primera impresión sobre Cachi fue que es un pueblo bonito pero demasiado invadido por extranjeros: restobares por doquier, hoteles caros,… todo claramente dirigido al extranjero con buen poder adquisitivo. O sea, nosotros estábamos fuera del punto de mira.
Centro de Cachi
-Cachi Adentro / Las Trancas-

Uno de los atractivos de Cachi era hacer el trek de 7 km a Cachi Adentro, que leyó Oscar en un blog. Así que, ya descansados, al día siguiente decidimos emprender la marcha. La idea era ir hasta ese pueblito y regresar, pues también se podía dar una vuelta completa, pasando por Las Trancas, pero nos dijeron que ese recorrido constaba de 30 km y no era nuestra idea. Queríamos un paseo tranquilo, relajado, dado que las temperaturas eran muy elevadas.

Empezamos a andar, sin encontrar nada interesante por el camino, ni el camino en sí. Quizás influyó el hecho de que habíamos estado rodeados de paisajes impresionantes los días anteriores, así que llegamos a Cachi Adentro sin cansancio y algo desilusionados. Con ese ánimo, decidimos dar la vuelta completa y estar abiertos a encontrar el motivo de porqué era imprescindible ir hasta allá.

Camino a Cachi Adentro
Hacía mucho calor y apenas llevábamos agua (gran error). Queríamos bañarnos en el río que teníamos que cruzar, pero apenas tenía caudal, así que optamos por empapar el pañuelo y las gorras para refrescarnos. A los 20 minutos ya estaba todo seco.
El único tramo más o menos bonito es desde Cachi Adentro hasta Las Trancas. El resto, aparte de que apenas hay sombra, para nosotros no vale la pena.

Como habíamos comprado el pasaje para las 4h de la madrugada, preguntamos en el hostel si podíamos quedarnos ahí hasta entonces. Nos dijeron que sí, pero al final decidimos pagar la habitación para poder descansar; nos hicieron un descuento por no poder disfrutar del desayuno que estaba incluido.

De vuelta a Salta
El bus de las 4h era nuevo, mucho más cómodo y, para nuestra sorpresa, incluía desayuno (té y un pequeño sándwich). ¡Genial! Apenas había gente, así que cada uno ocupó dos asientos, nos acomodamos y nos dispusimos a dormir. Oscar se conectó el mp3 y se despidió, mientras que Javita se tuvo que poner los tapones… que no resultaron muy efectivos porque la música estaba tan alta que solo el cemento la podría haber amortiguado. No era solo el volumen de la música, era el tipo, una cumbia espantosa, con unos cantantes de karaoke y unas letras penosas. Al borde de la desesperación, Oscar acudió al rescate y compartió su mp3. La suerte se puso de nuestro lado y tardamos una hora menos que a la ida.

Llegamos de regreso a Salta y fuimos a ver si aún estaban nuestras mochilas grandes. Las recogimos y fuimos a desayunar a la panadería que está enfrente de la terminal para esperar el bus a nuestro siguiente destino…



* ¿Cuándo fuimos?: tercera semana de diciembre, 2012


* Bus de La Quiaca a Salta:

- 7 horas

- 115 AR$ / persona 


* Bus de Salta a Cachi:
- 4,5 horas
- 58 AR$ / persona



Más sobre Argentina

No hay comentarios: