Santiago de Chile - Entramado de pedacitos de historia

Santiago de Chile no solo se reduce al centro histórico, de hecho cuenta con muchos otros barrios con personalidad propia. En este post os comentamos algunos de los barrios que no debes perderte en tu paseo por la capital de Chile.

Para que lo entiendas mejor, te explicaremos que la ciudad de Santiago (capital de Chile) está formada por varias comunas (una de ellas se llama Santiago, pero se refiere a Santiago Centro) y ellas, a la vez, están divididas en barrios.

Pero para empezar... algo de historia que nos ayudará a hacernos una mejor idea de lo que fue y es cada barrio. Hasta mediados del siglo XIX, aristócratas y plebeyos habían convivido sin grandes problemas en la pequeña ciudad de Santiago. Debido al rápido crecimiento que experimentó la ciudad a finales del siglo XIX y principios del XX, por la llegada de gente que venía de las provincias, fueron surgiendo poblaciones a los alrededores del centro, dando lugar a algunos barrios marginales. Otros barrios sufrieron una cierta decadencia al ser abandonados por las familias más adineradas. Aunque la otra cara de la moneda fue la aparición de otros barrios preciosos... pues esas familias, que huían de la mediocridad, debían asentarse en algún lado.

Dentro de los barrios marginales, la insalubridad e inseguridad eran problemas de gran importancia. El hacinamiento, producto de la gran migración a la ciudad unida a los escasos recursos económicos, así como la escasez de agua potable y la inexistencia de alcantarillado hacía que las enfermedades infecciosas se propagaran rápidamente. Este contraste entre la élite con gran poder adquisitivo y gente sumida en la miseria, causó varios movimientos sociales cuya finalidad era una repartición más equitativa de los recursos públicos.

Santiago de Chile - romance entre pasado y futuro

Centro de Santiago

Uno de los sectores que mejor definen el desarrollo de este país es el centro de su capital, Santiago. Muchos cambios se han sucedido en un breve período de tiempo: calles mejoradas, edificios que han aparecido de la nada, nuevo sistema de transporte... Nadie puede negar la asombrosa transformación que ha sufrido esta ciudad.

El centro, área fundacional de la ciudad, es el lugar perfecto para empezar a conocer parte de su historia. Lo mejor, como siempre, es perderse por sus calles, vivir el ambiente local, descubrir rincones y gente de todo tipo... Pero ya que tenemos que ser breves, os daremos una pinceladas de lo que no os podéis perder si tomáis la acertada decisión de viajar a Santiago.

Queremos hacer una especial mención al tema del transporte público en Santiago, así que si te interesa leer más al respecto, sólo tienes que clicar en el apartado "Información que te puede interesar" que aparece al final de este post.

Por lo general, veréis que todos los recorridos por el centro empiezan por la Plaza de Armas que, si bien es cierto es uno de los puntos de mayor aglomeración de edificios destacados, no deja de estar en el centro de este barrio y, por lo tanto, nos haría caminar más de lo necesario. Primero nos apuntamos al Free Walking Tour que sale desde la Plaza de Armas (debes consultar horarios e idiomas); fue un pequeño recorrido guiado por el centro totalmente gratuito (aunque aconsejamos dar propinas a los guías). Con él, obtuvimos información de los lugares que después visitamos por nuestra cuenta, con más tiempo para las fotos y para ir a nuestro ritmo.

Santiago de Chile - Un triste paseo por la historia

Santiago de Chile


Después de pasar la Navidad en la calurosa ciudad de San Juan (Argentina), cruzamos la frontera y llegamos a Santiago de Chile, donde nos reuniríamos con la mamá de Javita para pasar fin de año en familia. El mejor regalo que podíamos tener.

Como parte de la familia de Javita vive en Santiago, decidimos hacer una pausa algo más prolongada en nuestro viaje para reunir fuerzas y continuar con más energía. Además, siempre viene bien el calor familiar y era toda una experiencia cambiar de año en el hemisferio sur... con manga corta y sin abrigos ni guantes.

Chile, como cualquier otro país, ha tenido épocas buenas y épocas malas. Como cualquier otro país, ha vivido momentos económicamente potentes, así como otros algo más débiles. Y, lamentablemente, como demasiados países ha sufrido el dolor más injustificable que hay en el mundo: el que imparte otro ser "humano". Creemos que una situación siempre se puede ver desde varios puntos de vista distintos, lo que para unos puede ser positivo, para otros será negativo. Podemos entender que ante una situación impuesta, haya opiniones de todo tipo. Lo que nunca podremos llegar a entender es la crueldad gratuita que es capaz de impartir un ser hacia otro de su mismo tipo por el mero hecho de pensar diferente.

Por supuesto, nos referimos al período de la dictadura. Nos sentimos obligados a compartir con vosotros un poco de esta triste parte de la historia chilena y de cómo hemos vivido nuestro acercamiento a ella. Por este motivo, dedicamos este post a la memoria de todos aquellos que lucharon por sus ideales y de quienes se vieron en medio de una masacre sin sentido.